hair loss solution

Cuida el motivo de tu adoración

Posted by
|

Una de las verdades espirituales que siempre se debe tener presente, es el hecho de que todo aquello que es motivo de nuestra adoración y alabanza será el blanco de grandes ataques espirituales en nuestra contra.

En muchas ocasiones, este método es el primer paso que el enemigo da cuando ha tomado la iniciativa de atacar, descalificar y ridiculizar a un hijo de Dios.  Ejemplo de esto se encuentra claramente en la vida de Job.  Cuando satanás se lanza en contra de el para tratar de hacerlo blasfemar contra Dios, lo primero que hace es destruirle sus ganados y matarle a sus hijos.  En otras palabras, lanza un ataque a su vida de adoración y le quita a Job dos cosas muy importantes: Numero uno, los medios con los cuales el adoraba (los ganados).  Y numero dos, el motivo por el cual el adoraba (sus hijos).

Sin embargo, hay un detalle que no se debe pasar por alto en esta historia. Y es el hecho de que aunque Job perdió sus hijos y lo que al equivalente de hoy seria todo su capital monetario para que no adorara, nunca se le pudo arrebatar la verdadera fuerza motriz que impulsaba su adoración; su corazón.  Contra todos los pronósticos, Job mantuvo intacta su cultura de adoración y por tal razón, la Biblia dice: “Entonces Job se levantó… y se postró en tierra y adoró, y dijo: … Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.  En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno” (Job 1:20-22).

Por eso es muy importante que haya en el hombre y la mujer de Dios una alta determinación de cuidar y proteger a toda costa todo aquello que impulsa, motiva y alienta su adoración diaria.  Deberíamos entonces, preguntarnos lo siguiente: ¿Qué motiva mi alabanza? ¿Cuál es la fuerza de gravedad que me arrastra a la adoración? Para poder cuidar y proteger de lo que motiva tu adoración, ¡deberás primero saber la respuesta a esta pregunta!!!

En base a esto, hay tres cosas que considero todo creyente en Cristo debe hacer en este tiempo.

Numero uno, debes darte a la tarea de descubrir cuales son los “catalizadores” que más propulsan tu alabanza y adoración.  Debes identificar que te moviliza a acercarte más al Señor y marcar estas cosas como importantes. De este modo podrás analizarlas y al hacer esto te permitirá determinar si las bases de tu adoración son sólidas o si estas no lo son. Podrás descubrir la naturaleza de tus motivaciones, pues como todos sabemos, no todas las motivaciones son de naturaleza correcta.  Así tendrás abierta la ventana de oportunidad que te permitirá hacer cambios y ajustes que marcarán para siempre tu entrega al Señor.  En adición a esto, te dará una noción clara de que cosas son vitales para ti y quienes son importantes en tu vida.  Al establecer prioridades, tendrás un panorama claro en que y en quienes debes invertir lo mejor de tu tiempo y de tu cuidado.

Numero dos, levanta muros de protección a favor de aquellas cosas que impulsan tu adoración.  También debes levantar muros de protección a favor de los medios que “permiten y subsidian” tu adoración.  En el caso de Job, sus hijos eran el motivo y los ganados eran el medio para ofrecer sacrificio a Jehová diariamente.  Recuerda, el infierno odia todo aquello que tu posees y que es una vía para tu poder honrar a Dios.  Ora, ayuna, intercede y párate en la brecha por aquellas cosas que son importantes en tu vida espiritual.  Inmuniza en el nombre de Jesús a tus hijos y a tu familia de todo “virus espiritual” que el enemigo quiera contagiarles. Quebranta en el nombre de Jesús toda línea de iniquidad que haya corrido por tu familia y proclama un linaje de adorares poderosos en tu generación y en las generaciones después de ti.  Declara que la sangre de Jesús cubre y protege tu empresa, ingresos, trabajo, propiedades, pertenencias, diezmos, ofrendas, tus manos, tus pies, tu boca y todo aquello que utilizas para glorificar el nombre de Jesucristo.  Pero no te quedes ahí, también busca cultivar el crecimiento y la fortaleza de cada una de estas cosas, ya que mientras más fuerte sean, más difíciles serán de destruir.

Y numero tres, debes guardar tu corazón.  Mas allá de quienes o de las cosas que puedan motivar tu adoración diaria, debes asegurarte que tu adoración nazca continuamente de tu corazón. Nunca permitas que tu adoración se degrade a un mero intercambio por aquellas cosas que quieres lograr o por las peticiones que tanto anhelas, sino procura que sea pura, genuina, real, agradecida, sin reservas y sin esperar nada a cambio.  Si la adoración de Job hubiese solo dependido de las cosas materiales, terrenales o externas la misma hubiese fallecido en el momento de la perdida de estas cosas.  Fue su corazón lo que mantuvo su firmeza para adorar y esa fue la sorpresa que el enemigo no se esperaba de este hombre.

Un corazón enamorado locamente de Dios y dispuesto a seguirle a toda costa, es inconmovible.

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.” (Prov. 4:23)

 Pensamiento Por:
Rev. Joel Galán - Ministerios Joel Galán 

Orador & Conferencista Internacional
Email: revjoelgalan@gmail.com
Derechos Reservados 2014




Otros Mensajes y Pensamientos que pueden ser de tu interés.


 

Si este mensaje ha sido de bendición a tu vida, deja tus comentarios aquí y podrás ser de bendición a la próxima visita que venga en busca de palabras positivas y llenas de bendición…

Comentarios

  1. Reinaldo Castro

    April 4, 2014

    Saludos Joel! Dios les bendiga me gustaria tener la oportunidad de hablarte y preguntarte ciertos temas espirituales, mi nuevo numero es 787 503-9051.

Puedes dejar tus comentarios aqui:



Visita el blog Mujer Victoriosa, un lugar para ti mujer…