hair loss solution

¡Sobrenatural! (Parte IV)

Posted by
|

Persistencia

Hay batallas que se libran en un día, otras toman semanas, algunas requieren años, pero siempre hay aquellas que están diseñadas para desafiarnos por toda una vida.  Tal realidad nos deja claro que habrá algunas conquistas, logros e intervenciones divinas en nuestra vida que solo obtendremos a largo plazo y por más que deseemos acortar el proceso, será imposible hacerlo.  Es por tal razón, que no podemos culminar esta saga de “¡Sobrenatural!” sin que toquemos, aunque sea superficialmente, el tema de la persistencia.

La palabra persistencia lo que quiere decir es “insistencia en las acciones, ideas o intenciones” o también “firmeza en la manera de ser o realizar algo”.   Simultáneamente con la definición anterior, veamos la historia de la mujer sirofenicia, la cual considero es uno de los mejores ejemplos bíblicos que podemos utilizar para este tema.

Marcos 7:24 nos dice que al llegar Jesús a la región de Tiro y Sidón trató de mantenerlo en secreto pero no pudo esconderse de esta mujer.  Por otro lado, Mateo 15:21-23 nos cuenta que esta mujer daba voces a Jesús diciendo: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí!; a lo que Jesús parecía no prestarle atención pues no respondió palabra alguna.  Los discípulos, al parecer aturdidos por la insistencia de esta mujer, le pidieron a Jesús que la despidiera. Acto seguido, Cristo le dice a esta mujer unas palabras muy interesantes: “No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (Mateo15:24).  Aunque Jesús con esto parecía tratar quitarse de encima a esta mujer, con todo y eso ella siguió persistiendo hasta que al final recibió el milagro que su hija necesitaba. Con su persistencia, esta mujer provocó que el Maestro le dijera: “OH mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres.

Lo maravilloso en esta historia es entender que fue mucho más que un milagro lo que esta mujer consiguió.  Cuando Jesús le dijo a la mujer que había sido enviado solo a las ovejas pérdidas de la casa de Israel, lo que le estaba diciendo era que el tiempo y la hora de los gentiles no habían llegado y que al no ser judía no podía ser atendida.  Utilizando un ejemplo adaptado a nuestra cultura actual, es como si le dijeran a uno: “al momento no podemos atender su solicitud por ser latino. Estamos atendiendo a los africanos en este momento”.  Cuando esta mujer obtuvo la atención de Jesús, no simplemente logró un milagro, ¡ella logró cambiar los tiempos!

Ni siquiera por un minuto debemos ignorar lo que la persistencia puede alcanzar y por eso debemos entender la diferencia que hacen aquellos que abrazan con fe esta maravillosa virtud.  Los persistentes jamás toman un “no” como respuesta y mucho menos aceptan un “imposible” como resultado, pues saben que, como dijo Napoleón Bonaparte “la palabra imposible solo se encuentra en el diccionario de los tontos que se rinden”.  Ellos logran abrir camino donde no lo hay, cavan pozos de aguas en medio del desierto, se apoderan de las montanas más altas y corren la carrera hasta el final.  Los que persisten se rehúsan a ser ignorados y pasados por alto; tocan la puerta con insistencia por que saben que tarde o temprano le abrirán y llaman sin rendirse pues saben que a la postre se les responderá. Los persistentes, al igual que la mujer sirofenicia, son capaces de cambiar los tiempos, porque aunque saben que quizás su tiempo de plenitud no haya llegado, también saben que Dios es capaz de abrirles como una especie de ventana en el tiempo y regalarles un momento de gracia y favor que responda a sus necesidades presentes.

Razones como estas, evidencias contundentes que aquí han sido mencionadas y el relato de la historia de una mujer que perseveró hasta el final por el bienestar de su hija, nos dicen claramente que la persistencia es imprescindible para una vida en lo sobrenatural. Usualmente cuando se habla de lo sobrenatural, la gente espera algún tipo de fórmula mística, pero es a través de cosas tan sencillas como la perseverancia, constancia, insistencia y el empeño, en lo cual lo sobrenatural se desata.

Culmino con un pensamiento y una pregunta.

Hay tres tipos de personas en esta vida.  Están los esperan que alguien les de algo. Otros se sientan a esperar que Dios les de algo.  Pero luego están aquellos que provocan que las cosas sucedan.  ¿En cual grupo estas tú?

 

 Pensamiento Por:
Rev. Joel Galán - Ministerios Joel Galán 

Orador & Conferencista Internacional
Email: revjoelgalan@gmail.com
Derechos Reservados 2014





Otros Mensajes y Pensamientos que pueden ser de tu interés.


 

Si este mensaje ha sido de bendición a tu vida, deja tus comentarios aquí y podrás ser de bendición a la próxima visita que venga en busca de palabras positivas y llenas de bendición…

Puedes dejar tus comentarios aqui:



Visita el blog Mujer Victoriosa, un lugar para ti mujer…