hair loss solution


El gran conflicto por los hijos

Posted by
|

La interpretación principal del capítulo 12 de Apocalipsis es una sumamente interesante e importante donde se expone la realidad de la naturaleza maligna de Satanás, la mujer como representación del pueblo fiel de Dios, y el hijo que nació es Jesús.  Algunos escritores lo han descrito como el gran espectáculo celestial entre el bien y el mal donde se expone a Satanás enfurecido y decidido a apresurar su persecución por causa de su derrota.  Ante el derramamiento de sangre, sacrificio y resurrección de Jesucristo y la inminente victoria de la Iglesia, le hace saber al enemigo que le queda poco tiempo.

Aunque el libro de Apocalipsis puede requerir de un profundo y cuidadoso estudio y atención a los detalles descritos para poderlo interpretar apropiadamente,  el Espíritu Santo me ha ayudado a entender y aplicar esta lectura del capitulo 12 de forma diferente, pero a la misma vez interesante, y que ha ministrado a mi corazón y me ha bendecido, y sé que será de bendición a tu vida también.

En base a esta misma lectura bíblica, en el artículo anterior estuve compartiendo sobre la insistencia de Satanás de destruir todo aquello con lo que Dios nos ha embarazado a nosotras las mujeres, de su gran enojo hacia nosotras y la guerra que nos ha declarado para evitar que demos a luz el “bebe espiritual” que esta por nacer.  También mencioné que así como Herodes y el Faraón influenciados y motivados por Satanás intentaron más de una vez de obstaculizar la obra de Dios, también hoy en nuestros tiempos Satanás sigue intentándolo.  Satanás es el enemigo de Dios y es nuestro enemigo también.

Observemos como primero ataca a la mujer y al hijo en su vientre tratando de evitar su nacimiento, luego al no tener éxito enfoca toda su atención  a la mujer hasta perseguirla en el desierto y tras la desilusión de ver el eterno cuidado y protección de Dios para con ella,…el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella,… (v.17, RV1960)La descendencia de ella son sus hijos, en otras palabras; ¡le declaró la guerra a sus hijos!  Así también es capaz de declarar la guerra en contra de nuestros hijos cuando no pueda derribarnos como mujeres de fe, perseverantes, llenas del poder y la autoridad de Dios que a través de oración e intercesión adquirimos.

Mujeres me han testificado de cómo el diablo ha tratado de destruirlas una y otra vez, y como no lo ha podido lograr entonces el diablo con gran enojo ha atacado a sus hijos.  Sé de madres que han visto a sus hijos e hijas desde muy jóvenes ser destruidos por las drogas y el alcohol.  Por influencias malignas de Satanás muchas hijas e hijos han sufrido el abuso sexual, causando así el crecimiento del odio, rencores y heridas que nunca han sanado y que le han impedido tener una vida próspera y de éxito.  Hijas embarazadas a temprana edad o fuera del matrimonio, y adolescentes desobedientes y rebeldes que no soportan la corrección.  Aun la depresión, la baja autoestima, la criminalidad, la prostitución y la violencia, tristemente, han sido influencias de Satanás también para causar la muerte de muchos  niños, adolescentes y jóvenes inocentes.

¡Estos son hechos muy reales que sirven de ejemplo y bien pueden ser parte de la lectura de Apocalipsis 12!  En la tierra ese es el trabajo de nuestro adversario el diablo, perseguirnos y destruirnos, y lo seguirá haciendo incansablemente día y noche; pero no debemos temer por que en el cielo y en la tierra ya el fue derrotado.  Todos aquellos que nos mantengamos obedientes a los mandamientos de Dios y firmes en el testimonio de nuestro Señor Jesucristo, venceremos por medio de Su sangre.  Debeos creerle a Dios.  Debemos tener fe.  ¡Mujeres, la lucha continúa, pero Dios es nuestro refugio, nuestro mejor escondite a donde nos allegaremos para clamar por el cuidado y la protección nuestra y de nuestros hijos e hijas!  Oremos para que Dios salga a su encuentro y haga el milagro sobrenatural de tornar sus corazones a El.  Declaremos en esta hora sobre ellos palabras de liberación, de vida y salvación.

A través de un sinnúmero de experiencias he aprendido cuán importantes somos nosotras las mujeres.  Por vivencias propias también he podido confirmar el poder de una mujer que ora.  Esto lo aprendí de mi madre y lo vivo y lo repito a otras mujeres con las que he compartido; que no podemos cansarnos de orar por nuestras familias enteras.  Te dejo con estas palabras dichas por Jesús en Mateo 17:20: “…si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decirle a esta montaña: “Muévete de aquí hasta allá”, y la montaña se movería. Nada sería imposible.”

Pensamiento Por:
Abigail Toledo-Galán Ministerios Joel Galán
Email: biggitoledo@gmail.com

Derechos Reservados 2012





Otros Mensajes y Pensamientos que pueden ser de tu interés.


 

Si este mensaje ha sido de bendición a tu vida, deja tus comentarios aquí y podrás ser de bendición a la próxima visita que venga en busca de palabras positivas y llenas de bendición…

Puedes dejar tus comentarios aqui:


Visita el blog de Joel Galan, recibiras una palabra de motivación y bendición para tu vida…