hair loss solution


La mujer y el dragón

Posted by
|

Siempre me ha sorprendido la insistencia de Satanás en declarar la guerra en contra de las mujeres y todo aquello a lo que ellas están por dar a luz.  Las Sagradas Escrituras relatan un sinnúmero de historias donde este evento se repite.  En Éxodo 1 leemos que los hijos de Israel se fructificaron y se multiplicaron a tal extremo que se lleno la tierra de ellos. A causa de esto el Faraón tuvo gran temor de que se organizaran en contra de su reino que se le ocurrió oprimir al pueblo.  No viendo ningún resultado, sino que se volvían más fuertes y numerosos, entonces ordenó que le dieran muerte a todo niño varón que naciese.  Siendo que no pudo lograr lo que había planeado, en un segundo intento ordeno que los niños fuesen tirados al río (Éxodo 2).

Por otro lado, Mateo 2:3-16 nos cuenta que el mismo perverso rey Herodes motivado por Satanás quiso dar muerte a Jesús al momento de su nacimiento por el temor amenazante de perder su trono.

Originalmente Satanás fue un ángel de Dios que por sus celos, orgullo y ambición se corrompió, y al ser echado del cielo se reveló y se volvió enemigo de Dios.  Desde entonces ha querido vencer al Dios nuestro Creador Todopoderoso y procurado destruir la obra de Sus manos; nosotras Sus hijas.  Siendo que no ha podido superar el poder y la soberanía del Gran Yo Soy, sigue luchando para destruir todo aquello que nazca de Dios ya sea en lo natural como en lo espiritual.

Dios creo a la mujer para multiplicarse y llenar la tierra (Génesis 1:28).  Somos paridoras. Y aunque una mujer no se case, ni pueda tener hijos naturalmente, si puede dar a luz espiritualmente.  Siempre ha sido el plan de Dios que demos a luz todo aquello con lo que Él nos embarace.  Notemos cuan palpante es esto que, sin ningún entrenamiento sabemos dar a luz a un hijo, lo alimentamos, lo protegemos y sabemos amarlos incansablemente a tal grado que removemos a un lado nuestras necesidades y anhelos para entonces educarlos y criarlos a ellos hasta que crezcan y se desarrollen a su máxima capacidad y puedan defenderse por si mismos.  El hecho de dar a luz, es dar vida y también activa algo que comienza a funcionar y operar bajo la armonía y la gloria de su Creador. Dios nos ha creado con un propósito especial que solamente el genero femenino puede llevar a cabo y por esto Satanás continua tratando de engañar, seducir, confundir y hacer dudar a toda mujer que ha decidido con profunda disposición hacer la voluntad de Dios y dar a luz todo aquello que El le ha llamado a hacer. …Cuando la mujer estaba a punto de dar a luz, el dragón (serpiente antigua llamada diablo o Satanás) se paró delante de ella, listo para devorar al bebé en cuanto naciera (Apocalipsis 12:4). 

Esto puede suceder cuando una promesa de Dios esta por cumplirse, cuando estamos a punto de emprender un ministerio, cuando hay un nuevo comienzo o una nueva etapa y temporada de Dios esta por nacer en tu vida.  Hay algo de Dios que esta a punto de ocurrir en ti. Satanás sabe que una vez nazca no podrá hacer nada al respecto y por eso buscará detenerlo ahora antes de su nacimiento.  Aunque el poder de Satanás jamás podrá sobrepasar el poder de Dios, no debemos subestimar el poder de este dragón enfurecido que nos ha declarado la guerra.   Así como el perverso rey Herodes y el Faraón, que más de una vez  intentaron darle fin a los propósitos de Dios, Satanás también lo seguirá intentando.  Necesitamos tener presente que cuando Satanás no pueda destruir nuestras vidas espirituales y a nosotras como mujeres de Dios, tratara de destruir a nuestros hijos, nuestras familias y todo aquello que el Señor quiere que tenga nacimiento espiritual a través de nosotras.

Como madres y mujeres de Dios en nuestros hogares,  no debemos darnos por vencidas.  Les animo a todas ustedes Mujeres a fortalecerse en el Señor y en el poder de su fuerza. Dios cuida de nosotras y nos protege mientras se cumple el propósito por el cual El nos ha creado y llamado.  ¡Nos dará alas como de águila para volar por encima y muy alto de toda oposición y tempestad que quiera devorar ese bebé espiritual que esta a punto de nacer!  (Apocalipsis 12:4) 

¡Por medio de su gracia y de la victoria de Cristo en la cruz del calvario tenemos la autoridad para declarar nuestra victoria!

 

 

Pensamiento Por:
Abigail Toledo-Galán Ministerios Joel Galán
Email: biggitoledo@gmail.com

Derechos Reservados 2012





Otros Mensajes y Pensamientos que pueden ser de tu interés.


 

Si este mensaje ha sido de bendición a tu vida, deja tus comentarios aquí y podrás ser de bendición a la próxima visita que venga en busca de palabras positivas y llenas de bendición…

Puedes dejar tus comentarios aqui:


Visita el blog de Joel Galan, recibiras una palabra de motivación y bendición para tu vida…