hair loss solution


La muerte no es el final de la historia

Posted by
|

Aunque si es muy mencionada en los noticieros, los hospitales y en las iglesias, la muerte jamás ha sido un tema popular del cual la gente quiera hablar a menudo. Muchos le temen a la muerte y no es para menos.  La muerte es el resultado de muchas enfermedades y conflictos sin resolver.  Ha sido amiga de la soledad y desesperanza que ha afectado a seres queridos.  Ella ha sido enemiga de la libertad, la vida, la paz y la felicidad.

La muerte misma fue la causante de que en el mes de Marzo se cumplieran cinco años de mi padre haber fallecido y todavía al día de hoy casi puedo palpar la experiencia tan fuerte que tuve el día de su partida.  Nunca comparto experiencias tan personales fuera de nuestro vínculo familiar, pero sentí en mi espíritu compartirlo con ustedes en esta ocasión.

Mi papá estaba muy grave bajo cuidado intensivo cuando mi familia me informó que lo habían internado en varios diferentes hospitales sin lograr ninguna recuperación, y me aconsejaron que debía viajar a verle y pasar unos días con él.  Así lo hicimos y tan pronto bajamos del avión tomamos nuestras pertenencias y nos dirigimos al hospital.

Recuerdo haber entrado en la habitación del hospital donde se encontraba mi papá y acercándome a él mirándole fijamente a su cara ver su última sonrisa cuando le dije: “¡Hola, soy yo, Abigail, ya llegue a verte!”  Estoy segura que el luchaba para seguir vivo por que me estaba esperando.

Mientras tomábamos turnos entre mis hermanos y hermanas para alivianar lo pesado de estar en el hospital, llegó el día que me tocaba acompañarlo.  Además de estar triste, yo me sentía nerviosa y un poco asustada, pues nunca me había tocado estar tan cerca de una situación así.  Yo oraba a Dios que mi papá no muriera.

Después de cuidarlo por varias horas, antes de la media noche, me acerque a mi padre y oré por el exactamente igual como lo había hecho el primer día que fui a verle al hospital.  De repente escuche en mi corazón la voz del Espíritu que me dijo: “la muerte”; como avisándome de que estaba allí justo en ese momento.  Simultáneamente pude sentir que la muerte habitaba en el cuerpo de mi papá.  Fue tan  fuerte que literalmente lo sentí en mi cuerpo, y guíada por el Espíritu Santo fui directamente de rodillas a la presencia de Dios y clamé con un fuerte y entrañable sentimiento ya que sabia que el había partido para siempre.

Antes de que su muerte sucediera, muy a menudo le pregunté a mi familia si mi papá había recibido a Jesús en su corazón como Señor y Salvador.  Me habían asegurado que sí, y de ser cierto “no debía entristecerme como los que no tienen esperanzas” (1 Tesalonicenses 4:14).  Pero honestamente, me quedé con la duda y oraba a Dios con inseguridad acerca del asunto.

Después de algún tiempo Dios borró de mi toda duda y pesar, y trajo paz a mi corazón al encontrarme con mi padre en un sueño.  Me vi en un lugar que parecía ser el cielo por la mucha paz y sosiego que habia en el. En el ví a mi papa sentado en una silla con su brazo izquierdo recostado de un bastón mientras miraba como al horizonte lleno de una inmensa calma y silencio. (Apocalipsis 21:4)

Esta experiencia me hace afirmar que, para el que no cree en el Hijo de Dios (Juan 3:16) todo se le acaba con la muerte, mientras que para los que vivimos creyendo en El poseemos una esperanza que traspasa los límites de la tumba (1 Tesalonicenses 4:14).Pues, ya que creemos que Jesús murió y resucitó, también creemos que cuando Jesús vuelva, Dios traerá junto con él a los creyentes que hayan muerto.

La muerte no es el final de la historia de los que creemos en Cristo Jesús!  Nosotros no diremos adiós sino un hasta luego porque seremos transformados para vivir por siempre.  ¡Esta es la esperanza maravillosa que nos espera!  Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Pensamiento Por:
Abigail Toledo-Galán Ministerios Joel Galán
Email: biggitoledo@gmail.com

Derechos Reservados 2012





Otros Mensajes y Pensamientos que pueden ser de tu interés.


 

Si este mensaje ha sido de bendición a tu vida, deja tus comentarios aquí y podrás ser de bendición a la próxima visita que venga en busca de palabras positivas y llenas de bendición…

Puedes dejar tus comentarios aqui:


Visita el blog de Joel Galan, recibiras una palabra de motivación y bendición para tu vida…