hair loss solution


EN HONOR A MI MADRE

Posted by
|

Ahora que nos acercamos al mes de Febrero donde se celebra el amor, quisiera aprovechar la oportunidad para honrar a Mi Madre a través de este escrito.  Durante varios meses en el año pasado estuve escribiendo sobre algunas de las características de una mujer victoriosa y cada vez que escribía y mencionaba a diferentes mujeres de la Biblia, llegaba a mi mente el recuerdo de Mi Madre.

Para el tiempo en que yo nací, ya mi Madre tenía muchos años de casada con mi padre y habían tenido siete hijos(as) antes de mí.  Desde entonces recuerdo haberla visto sacrificar mucho de sí.  Recuerdo haberla visto olvidarse completamente de ella para pensar en todos aquellos a su alrededor como sus padres y hermanos(as), sus suegros, su esposo y sus hijos(as).  A ella nunca la veía preocupada por querer ir a un salón de belleza, ni por salir de compras, de camino a la iglesia los Domingos siempre saludaba a todas las vecinas y seguía su camino, pero ni siquiera salía con sus propias hermanas o su comadre a caminar y ejercitarse.  De hecho, creo que los eventos mas visitados por nosotros eran los velorios o funerales de algún fallecido vecino(a). Por muchas razones, tanto económicas como personales, no logró nunca completar sus estudios o una carrera. En aquellos momentos yo no entendía lo que ella estaba haciendo, no me había dado cuenta de todo lo que ella estaba sacrificando por nuestra familia.  ¡Tengo en mi recuerdo memorias muy especiales de Mi Madre!  Nunca olvido cuanto disfrutaba jugar en el río mientras ella lavaba canastas llenas de ropa nuestra.  Me levantaba tarde en la mañana los sábados mientras ella se encontraba en la finca desde temprano buscando leña seca para cocinarnos el almuerzo.  Tan pronto llegaba de la escuela ya estaba mi cena servida sobre la mesa esperando por mi.  Recuerdo aquella especie de estaca que usaba para hacer caer las chinas (naranjas) del árbol por no dejar que yo subiera y resultara lastimada.  ¡Ella me cosía trajes, y jamás olvidaré lo mucho que me gustó la hermosa falda que me hizo para mi graduación de Kindergarten a los cinco años edad! ¡No recuerdo el peinado, ni los zapatos, ni la camisa, pero aquella falda me hacia sentir como princesa!  La atención que Mi Madre nos brindaba fue una incondicional que me resulta muy difícil comparar.

Sus consejos, sus palabras de ánimo, y sus oraciones por mi eran el manto que me protegían cada día. Sus caricias y abrazos cada vez que recostaba mi cabeza sobre su falda llorando fueron bálsamo para mis tristezas, frustraciones y decepciones.  Ella, Mi Madre fue mi fuente de aliento durante muchos momentos difíciles desde mi niñez hasta mi juventud.  Mi Madre fue mi consejera y mi amiga fiel que con su grande disponibilidad, generosidad, fe y perseverancia sembró en mí la esperanza de una vida mejor que la vida que ella vivía.  ¡Valientemente y sin esperar reconocimientos o recompensa alguna, Mi Madre era el lazo que mantenía a nuestra familia unida en medio de la crisis!  Observarla mientras leía la Palabra de Dios, escucharla elevar oraciones al cielo y cantar alabanzas al Señor en medio de tantos conflictos, dificultades, sufrimiento y  dolor, infundían fortaleza sobre mí para seguir adelante.

Hasta entonces comprendí que su secreto se encontraba en Efesios 6:10-18;  Mi Madre se fortalecía en el Señor, y en el poder de su fuerza. Se vestía de toda la armadura de Dios, para  poder estar firme contra las asechanzas del diablo. Porque sabia que no tenia lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, Mi Madre tomaba toda la armadura de Dios, para poder resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firme. Ceñía  sus lomos con la verdad,y se vestía con la coraza de justicia, y calzaba los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomaba el escudo de la fe, con que podía apagar todos los dardos de fuego del maligno.  Y tomaba el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando  en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica…

Desde entonces aprendí que debía seguir el ejemplo de mi Madre para enfrentar los futuros retos y permitirle a Dios tomar el control de mi vida, confiar en El y actuar en fe.

Doy gracias a Dios que mi Madre aún vive y disfruta de buena salud y oro para que pueda también tener larga vida.  ¡Madre mía te mereces esto y mucho más!  Gracias por todo lo que hiciste por mi, TE AMO.

Pensamiento Por:
Abigail Toledo-Galán Ministerios Joel Galán
Email: biggitoledo@gmail.com

Derechos Reservados 2012





Otros Mensajes y Pensamientos que pueden ser de tu interés.


 

Si este mensaje ha sido de bendición a tu vida, deja tus comentarios aquí y podrás ser de bendición a la próxima visita que venga en busca de palabras positivas y llenas de bendición…

Comentarios

  1. Abigail

    May 27, 2013

    Cuando somos niños no realizamos el gran esfuerzo de nuestras
    Madres. Creo que es importante hablar con nuestros niños (as) sobre esto y ayudarlos a valorarnos como Madres.

  2. YOLANDA CORONEL ESPINO

    April 17, 2013

    Maravilloso mensaje fuí tocada por el SEÑOR y recordé a mi Madre que labor tan abnegada y de sacrificio, yo fui la ultima hija y mi madre tenía que hacer tantas labores parecidas a las que has descrito trabajaba todo el dia hasta el anochecer y la veía como que no se cansaba y todavía se daba el tiempo junto con Papá para leernos la Biblia contarnos historias biblicas y finalmente alabar al SEÑOR y enseñarnos a Orar.
    Gracias por estos mensajes y que DIOS siga bendiciendolos.

    • Abigail

      May 27, 2013

      Gracias Yolanda. Contamos con tus oraciones. La paz y la bendicion de Dios sea
      sobre to y los tuyos.

Puedes dejar tus comentarios aqui:


Visita el blog de Joel Galan, recibiras una palabra de motivación y bendición para tu vida…